Moving day! May 9. From Medium to WordPress.

Standard

Hi,

I just brought most of my stuff from Medium!  There is no way I can write all of that in a day!  Liking this place a lot right now! 🙂

 

 

Advertisements

En el Blanco

Standard

Por Tecleando Apuntes

Me acuerdo, no porque me lo contaron, sino porque lo vi con estos ojitos que se han de comer los gusanos, mentiras eso no va a pasar porque yo quiero que me cremen, pero lo vi con estos ojitos.

Pasó una tarde como todas, muy normal, estábamos en la casa de los abuelos, el primo Siete Mundos y yo, algunos de los tíos y tías, mi abuelito y mi abuelita, el perro Miguelito, los canarios en sus jaulitas.

Mi abuelito casi siempre se la pasaba en el cuarto del televisor, en su sillón real, en su trono:

Muy parecido a este sillón, pero negro!

Si el abuelito no estaba, entonces cualquiera se podía sentar, era “first come first served”, y pasaba de fundillo en fundillo, porque el que se va pa Sevilla pierde su silla. Pero cuando llegaba el abuelito, tenía que volar el que estuviera ahí sentado, y eso todos lo sabíamos.

A el abuelito le encantaba ver tele, novelas, noticieros, partidos, naturalia, lo que fuera, muchos de estos programas se los dormía, pero igual la pasaba rico sentadito soñando en su sillón. El abuelito no era ni muy alto ni muy bajito, era gordito, calvito, usaba gafas, usualmente con su camisa manga larga de botones, y para salir a la calle, siempre se ponía su saco y su gorro que completaba su look de abuelito.

Sietemundos y yo eramos chiquitos, yo le pongo que el tenía por ahí 10 años y yo 6, por ahí estábamos. A Sietemundos le habían regalado un arco y flechas de juguete, así como estas, pero sin cuchillo, o por lo menos de eso no me acuerdo.

Noten las chupas de succión en las puntas

El Sietemundos estaba feliz, apuntando su arco a todos los blancos que se le atravesaran. Sietemundos se creía el pluma mayor de estos:

Que bonita es la niñez!

Muchas flechas se fueron a las paredes, al piso, a las ventanas, y algunas le dieron al pobre Miguelito, me imagino que algunas me alcanzaron a mi pero ya se me olvido.

Lo que no se me olvido fue el día que estábamos sentados en el cuarto del televisor, y el abuelito estaba muy acomodado en su sillón durmiendo un sueño profundo. No se como se le ocurrió a Sietemundos la maravillosa idea de apuntarle a un nuevo blanco: La Frente del Abuelito.

Un acto totalmente premeditado, lo pensó, lo calculó, y TAN! La flecha cayo exactico en el blanco y se quedo pegada a la frente del abuelito, viéndose la vibración del otro extremo del palito!

Esto fue lo mas cercano que pude encontrar,

Pero imaginen un abuelito!

El abuelito se despertó de su placido sueño con una cara de furia que nunca habíamos visto, y nunca volvimos a ver, y se levantó de su sillón a una velocidad mas rápida que la de una flecha, acto que siempre realizaba de forma lenta, y mi primo salió en bombas, pero yo creo que lo alcanzaron y sus buenas nalgadas a punta de correa le metieron. A el pequeño pluma blanca le llego el castigo del jeque!

Igual Sietemundos siempre ha sido muy de buenas, la abuelita se metió en la mitad a defenderlo, y el Jeque con ella no se metía.

Strava and my Friends

Standard

By Tecleando Apuntes

One app I really love using is Strava.

I am not a hardcore bike rider but when I do go out on my bicycle I love checking the stats on this app.

Love it!

It’s super user friendly, the dashboard gives you a bunch of information, you can connect with friends and you can follow hardcore riders to see how they are doing and to find new bike routes. My favorite part after a ride is to check the final moving time, and the map with detailed information per segment. If you ride the same segment on a different day, it compares both rides and it lets you know if you have new achievements, personal records, etc.

It’s awesome!

You can also compare your activity to other riders but in this field I am not competitive like that… I think I would lose haha.

I was a lot more active last year when my friends convinced me to participate in a fundraiser for the American Diabetes Association. The goal was to ride 50 miles and to raise at least $250.

I must confess I thought they were crazy to think that I could ride 50 miles.

The crazy ended up being me, and with a lot of training and coaching from my friends I was able to do it. I was the slowest of the team, but somehow I managed to finish at 4 hours and 11 minutes, and I can be so exact because Strava has the record in there, yay!

50 miles????

It was a glorious day, and the best was that my 3 friends were waiting for me at the very end of the path, right before the finish line, so we could all enter as a team. It brings little tears to my eyes to remember this kindhearted act from my friends! They are amazing and I am so lucky to have crossed paths with them.

I was also able to raise more than the $250 with the help of a bunch of friends that contributed to this cause, so that was like the cherry on top! 🙂

Another cool thing about Strava is that you can give kudos to your friends, some people I know are excellent bikers, pretty amazing, and can go really far!

If you are planning a bike ride soon, try Strava, I am sure you will get hooked. The basic service, which is the one I have, is free. You can upgrade to Pro if you want, and it will give you a ton of other statistics!

Bike on!

Azotar Baldosa

Standard

Por Tecleando Apuntes

Uno de los placeres mas grandes para mi, (porque se que no lo es para todo el mundo, y si es verdad que existen personas con dos pies izquierdos, como dicen por ahí), es el de ir a pegarse una buena bailoteada de vez en cuando, de esas en la que uno baila por horas, se despeluca y queda bañado en sudor, pero feliz de la vida, porque se bailo con toda, y se movió el esqueleto de lo lindo, mejor ajuste que ir al quiropráctico.

El baile, ademas de ser una forma genial de divertirse, es buen ejercicio, por eso la zumba es el éxito que es, pero bailar es mas chévere, porque uno no se da cuenta que esta haciendo ejercicio, o sea, se hace ejercicio sin querer queriendo!

Ahora, el parejo es una persona clave, MUY clave, porque cuando uno no compagina, eso en vez de azotar baldosa, se azota es otra cosa, y termina uno o pisoteándolo a el, o pisoteada por el, (“o así mismo, y en sentido contrario”) -no lo pude resistir. Cuando esto pasa, uno reza para que la canción se acabe rápido, y apenas se termina solo dan ganas de salir como alma que lleva el diablo y sin hacer contacto a los ojos, para que tal parejo no le pida a uno bailar la que sigue. También pasa que las dos partes saben perfectamente que no coordinaron y cada uno se va para sus esquinas, con medio pena y todo, pero no pega seguir el martirio.

El caso es que a veces uno puede bailar muy bueno solo, pero cuando uno encuentra un buen parejo, eso es una maravilla. Desafortunadamente, no es que pase mucho… pero pasa, y no es que yo sea la bailarina profesional ni mucho menos, no me las voy a venir a dar de algo que no soy, bailo decentemente, me defiendo cuando el ritmo es mas complicado, y pues me gozo la bailada, pero hay gente que baila MUY bueno! Y cuando lo saben guiar a uno, pues uno baila muy bueno también!

Cuadro perfecto de Fernando Botero.

A mi me ha pasado unas cuantas veces, el mejor parejo fue un dominicano que me invito a bailar una noche que salí con unas amigas. Esa noche empezó con pie izquierdo, me saco a bailar un tipo que tenia un estilo de baile súper diferente al mío, pero súper diferente, y no era que bailara mal, para nada, es mas, si nos comparan muchos pueden terminar diciendo que el baila mejor que yo, pero los estilos no cuadraban, en lo mas mínimo, yo lo pise, el me piso (y ya saben el resto), cada uno corrió a su esquina apenas se acabo la bendita canción.
Uno queda medio aburrido con esas situaciones, y ahí cuando menos lo esperaba, me saco a bailar el dominicano. Este hombre baila delicioso, y pues como no, lo tiene en su sangre, o sea los dominicanos prácticamente nacen bailando, esa es la cuna del gran Juan Luis Guerra, y otros músicos caribeños, pero me encanta el merengue de Guerra!
Lo mas rico fue que el estilo de este niño dominicano, era mucho mas parecido al mío, teníamos ritmos similares y él era un magnífico guía! Y esa ha sido de las mejores bailadas (o azotadas de baldosa) que me he sabido pegar con un parejo!

La Tía Marujita

Standard

Por Tecleando Apuntes

Marujita es una de mis tantas tías, y ella tiene unos apuntes muy buenos.

Marujita siempre ha sido muy trabajadora y tuvo la suerte de conseguir trabajo muy jovencita con una institución financiera, en ese trabajo, Marujita hizo carrera profesional, pudo estudiar y sacar su título de universitaria, y finalmente organizarse con su esposo y sus chicuelos.

Cuando éramos chiquitos, a varios primos y a mi nos encantaba pasar tiempo con la tía Marujita, es que ella era de las tías más chéveres con los sobrinos, siempre nos seguía la corriente, nos dejaba jugar con lo que queríamos, armaba paseos en bici, nos llevaba a las novenas decembrinas del trabajo y siempre salíamos con regalos, nos invitaba a helado, a las niñas nos dejaba jugar con su maquillaje y se sentaba con las otras tías a escuchar nuestros conciertos con canciones de Miguel Bosé, Yuri, Pimpinela, y toda esa música para planchar de los 80’s.

Hay que aclarar que en esa época de antaño ella estaba sin hijos propios y por eso era la tía vacana.

Nosotros, los primos mayores, la pudimos disfrutar un buen tiempo, y como nos manteníamos en la casa de los abuelitos donde también vivían las tías solteras, la pasábamos deli y mas consentidos pa donde, esas son las ventajas de estar en el grupo de los primos mayores.

Más o menos cuando yo tenía como 10 años nacieron los hijos de Marujita. Nos desbancaron de una y con toda la razón, y Marujita se dedicó a ser la mamá vacana que siempre ha sido.

En su época de soltera, antes de que nos desbancaran, Marujita tenía una buena colección de bolsos y ella mantenía devueltas en los bolsillos. Cuando los primos mayores nos antojábamos de helado y ella no estaba, sabíamos que si buscábamos en los bolsos, alcanzábamos a recoger la menuda para comprar los helados en la tienda de la esquina. Eramos felices comprando esos heladitos caseros.

Eran como a 200 pesos 🙂 Tiempos aquellos que no volverán!

La idea de atracar los bolsos siempre era de mi primo mayor, le decimos el sietemundos, y como gozábamos! Sietemundos era el primo regio para recochar, pero también nos peleábamos a ratos porque me hacia maldades, luego se las cuento.

La tía Marujita nunca nos regañó por sacarle las devueltas de los bolsos, pero de pronto si llega a leer el post lo haga ahora! Shhhh. 😉

La Sagrada Familia Paisa

Standard

Por Tecleando Apuntes

Los paisas, usualmente, venimos de familias grandes, y la mía es un ejemplo perfecto. Mi abuelita materna tuvo 13 bebes, O SEA, 13!

Son muchos, de hecho, son casi 10 años de la vida de ella en continuo embarazo, madre mía, como hizo? Como hicieron? Porque mi abuelita no fue la única ni la que más tuvo, mi abuelita paterna también tuvo como 10 hijos, pero nuestras vidas orbitaban alrededor de la abuelita por parte de mi mamá.

Se vivía el matriarcado en pleno, aunque ella le hacia creer a mi abuelito que él estaba a cargo de todo! Las familias grandes eran típicas en esa época, y el dicho era, cada bebe trae el pan debajo del brazo.

Buscando en google encontré esta foto de una familia paisa, que tuvo 19 hijos!!! Señor Bendito!

“La Sagrada Familia Paisa”

Me les quito el sombrero, yo que solo tengo a Ricitos de Oro y a veces me quedo corta de manos. Pero la mentalidad era muy diferente, y gracias a eso, hoy gozo de una familia grande, bien grande, que adoro, que me hace sentir orgullosa, que es la base de mis raíces y de mis atesorados recuerdos de niñez y juventud.

La familia paisa vivía en una casa que los pudiera acomodar. La vivienda paisa tradicional es amplia, pensada en función de familias numerosas. Se usaba el bahareque, tejas de barro cocido para el techo, la entrada tenia zaguán, había patio interior, rodeado de un corredor amplio y largo con chambranas y macanas dando paso a los múltiples cuartos, los postigos (o ventanas), y al final, la cocina, 1 baño (pa tantos, como serian las peleas por la mañana, pero no les toco agua caliente hasta que yo tenia como 6 años, brrr, aunque la tierrita es calentona), y para terminar el solar, que era del tamaño de la casa, y ahí es donde puede jugar ricitos de oro cuando va de vacaciones, en la casa de su bisabuela.

Zaguan y patio interior — Casa de la abuelita

Casa Típica Cafetera — Marsella

Pero sigo el cuento, de esos 13 bebés, 3 pasaron a mejor vida siendo aún bebés, mi abuelita decía que cuando eso pasaba lo llamaban novedades.

De los 10 que quedaron, todos vivitos y coliando, 3 son hombres y 7 son mujeres. Los hombres tenían corona, el machismo pegaba bastante duro cuando ellos estaban creciendo. Por ejemplo, a los hombrecitos y a mi abuelo, se les servia la comida en el cuarto del comedor. A las niñas, se les servia en la mesa de la cocina. Que tal la división de géneros a la hora de comer? También hacían esto para evitar peleas y recocha en la mesa, porque se imaginarán la guachafita, pero siquiera la cosa ya no es así.

Mis tías son una maravilla, me encanta escucharles las historias sobre la niñez que les toco, siempre terminamos atacadas de la risa, y siempre hay más tela de donde cortar para hablar de más cuentos. Cada tía es muy diferente y luego escribiré más historias inspiradas en cuentos de ellas.

Faltaban 2 — que tesorito de foto 🙂

He tenido mucha suerte, por ser la tercera nieta, me toco ser consentida y mimada por mi abuelita y todas estas tías divinas!

Ademas la recocha con todos los primos es buenísima! Gracias abuelitos por la sagrada familia nuestra y su legado!

Bodas de Oro — Abuelitos

ps: Porras a mi querida hermana Lady Mompi, que me ayuda montones leyendo mis apuntes, para editarlos y darles un mejor flujo. Porque 4 ojos sirven mas que 2.

Verano en San Francisco

Standard

Por Tecleando Apuntes

San Francisco y el área costera del norte de California en general tienen una amiga de color blanco que aparece la mayoría de las veces en pleno Verano! Este personaje es la Neblina!

“Verano”, si es que se puede decir verano, porque a San Francisco le faltan 2 estaciones, el Invierno (gracias a Dios) y el Verano.

Aquí nos mantenemos entre primavera y otoño. Los meses de mas días soleados y medio calor empiezan en agosto y duran mas o menos hasta principios de noviembre, luego empieza el frió, que puede tener mucha lluvia (las machitas se ponen de moda y si pegan muy duro porque cae mucha agua), pero no cae nieve (aleluya, yo me moriría, quedaría congelada como la ardillita de ice age).

Así igualita quedaría yo! No gracias!

Pero volvamos a la amiga blanca, les cuento que al principio me caía muy gorda, uyy no, es que sale casi todos los días, lo cubre todo con su manto blanco, no deja ver el sol ni el azul del cielo, y todo se pone de color gris. Como de depre lenta!

La bendita Neblina tiene una traga por San Francisco pero vasta! Llega por las noches, muy cumplida ella. Después de las 5 de la tarde mas o menos, empieza el viento que viene del océano pacifico, el viento llega con tanta fuerza que parece que lo estuviera cacheteando a uno, y solo dan ganas es de entrarse para la casita, y con el llega la neblina, casi como escena de película de terror.

Vean eso! Como de zombies, espantos y vampiros no?
(la foto no es mía, la encontré en google)

Esto sobre todo pasa en los meses de Junio y Julio. Cuando uno oye verano, uno se imagina calorcito tropical, cielo azul, brisa, playa, mar, mejor dicho así como costa caribe. Pero no, NO, la costa californiana del norte no tiene nada que ver con esa descripción. El mar es helado, pero helado que cala los huesos, en los 11 años que llevo aquí solo me he metido 3 veces y no he durado ni 5 minutos, salgo corriendo a refugiarme en la arenita caliente y en los rayos del sol, y ese plan a mi si me encanta!

No se como los surfistas aguantan metidos en esa agua tan helada, yo se que se ponen trajes especiales (wet suits) y pues tienen una fiebre intensa por domar las olas, pero noooo, en eso si soy gallina, ni pagándome me les meto a surfiar en este mar. Tal vez lo intentaría en un mar calientico, pero aquí ni por el p&#^%!

En la mañanas la neblina sigue ahí, montada encima del pobre San Francisco, pero yo creo que a el le gusta… ellos tienen su enredo, definitivamente.

Yo me la aguanto unos días, a veces es hasta bonita la hijuemadre, y siempre me parece fascinante ver cuando entra con tanta fuerza que parece como si se estuviera saltando las montañas, es un fenómeno natural increíble. Pero después de unas dos semanas me empieza a enervar, abro el ojo y ahí esta, es que la falta de sol lo va afectando a uno, en serio. La inmunda se va mas o menos al medio día, pues creo que para no ser tan intensa, pero como les digo, vuelve y llega muy puntual. No lo suelta!

Aquí hay un video que la muestra con toda su grandeza, y pa que, se ve espectacular, solo hagan click ahí en el enlace:

La Neblina de San Francisco

Hermosa cierto? Es que cuando uno la observa desde otro angulo (por fuera de ella), ahí si se ve linda, pero cuando me tapa el sol por tantos días, me cae muy gorda!

Algo curioso sobre la neblina y san francisco, es que aquí la neblina tiene nombre, esta bautizada, y hasta tiene cuenta en twitter, (Típico de San Francisco, siendo cuna de tantas empresas de tecnología, incluyendo a twitter, los puentes: el Golden Gate y el Bay Bridge, también tienen, y hasta el edificio Transamerica, muchos nerds).

La neblina se llama Karl, y su handler de twitter es @karlthefog, fog es neblina para los que por ahí no sepan (por ejemplo mi mama, jejeje). Y para que pero la gente pone cosas muy chistosas ahi, y el que sea que administre esa cuenta sale con sus apuntes finos!

Hoy la neblina esta ahí, blanca, gris, vasta, fría, es Julio y me siento otra vez robada del concepto de verano que tengo dentro de mi cabeza, estoy de buso y todo y eso que estoy en mi casa!

Por eso es que toca buscar alternativas, para evitar la depre lenta. Si te sales de San Francisco, sea para el norte a Napa y sus viñedos, o al sur hacia San Jose y su valle de silicona (pero no en las puchecas), o al Este, que solo se conoce como el East Bay, y no tienen fama que yo sepa, encuentras el verano de verdad!

Allá el clima es de 80 Farenheit para arriba (como 26 grados centigrados y más), soleado, cielo azul, para ponerse shorts, para ir a pisci, para ponerse vestiditos y minifaldas, que delicia!!! Y así es que le hago el quite a la amiguita blanca de San Francisco! Vuelves renovado y hasta te alegras un poquito cuando ves a la bendita neblina. Así es que chaos porque me tengo que ir a tomar mi baño de sol! 🙂

La vida que me merezco! 🙂